617 42 44 02 - molerosomoza@gmail.com

Blog

Setas comestibles en la Sierra de Gredos

cesta níscalos
Noticias

Setas comestibles en la Sierra de Gredos

Por fin llegó el otoño, una de nuestras estaciones favoritas y con su llegada algunos de los ingredientes más deliciosos de la cocina típica tradicional de la Sierra de Gredos: las setas. Hoy, te detallaremos todo lo que necesitas saber para recoger setas comestibles y disfrutar del paladar.

Tipos de setas comestibles en la Sierra de Gredos

Una de las actividades más frecuentes en otoño en la Sierra de Gredos es la recolecta de setas comestibles. Descubre cuáles son, dónde y cómo encontrarlas. Las más frecuentes son:

Níscalos

También llamado rebollón. Crece en los pinares y bosques mixtos. Muy apreciada en nuestra gastronomía, especialmente en otoño.

Su pie es ahuecado y corto, más o menos cilíndrico o estrechado un poco en la base. De estructura granulosa: macizo de muy joven, después tiene zonas huecas sin dejar de ser resistente. Es del color del sombrero, pero más pálido, con algunos hoyitos superficiales de color más intenso. Suele tener parásitos y entonces se hace frágil. El sombrero suele oscilar entre los 4 y 16 cm de diámetro y su color anaranjado se ve modificado por círculos concéntricos de tonos rojizos y pálidos.

La recolección de esta seta se hace utilizando una navaja y cortando el tallo. También es necesario usar una cesta de mimbre o similar, porque no está permitido usar bolsas de plástico ya que las esporas no caerían y se podrían extinguir.

níscalo

Boletus

Es un género de hongos muy amplio que incluye hasta 300 especies. Algunas especies comestibles que podemos encontrar en nuestro entorno son:

Boletus Edulis (Hongo Blanco)

En latín significa seta comestible, también conocida con otros nombres como hongo blanco, hongo pambazo, seta calabaza, seta de calabaza o simplemente calabaza. Puede encontrarse muy frecuentemente en bosques de hoja caducifolia. Es una seta que puede alcanzar dimensiones notables; por lo general el sombrero puede medir de 7 a 20 cm de diámetro y el pie adquirir la misma altura.

En España es posible encontrarla en muchos bosques de hayas, robles, castaños, pinos y también entre jaras ya que es su lugar de origen.

Esta seta es una de las más apreciadas por su sabor y textura.  Suele emplearse tanto cocinada como en conservas (en vinagre o aceite). La carne de esta seta es blanca (tirando hacia marrón) y compacta, tanto en el sombrero como en el pie, aunque los ejemplares más viejos suelen mostrar una carne más blanda. No suele despedir olores particulares y tiene un sabor bien definido: dulce como el de las avellanas.

Boletus Blanco

Boletus Aereus (Hongo Negro)

La forma del sombrero (píleo) es convexo acampanado, puede medir hasta 20 cms de diámetro, su color es amarronado oscuro, el estipe es cilíndrico, de color marrón claro, puede medir hasta 8 cm de largo y tener un grosor de 1,5 cm.

Crece a finales del verano y principios del otoño en aquellos bosques cuyos árboles de hoja ancha pertenecen a la familia Fagaceae (hayas, alcornoques, encinas, robles, castaños, etc.)

Su sabor es agradable y es muy conocido por sus cualidades culinarias.

Boletus Negro

Boletus Reticulatus

Anteriormente conocido como Boletus aestivali y comúnmente conocido como el boleto reticulado o boleto estival.

El cuerpo fructífero del boleto estival es un hongo con un pie bulboso hinchado, y un sombrero convexo grande generalmente redondo que va desde los 20a los 40 centímetros de diámetro. Lleva una cutícula marrón aterciopelada que cuando se seca las grietas, a menudo, revelan la carne blanca de debajo, dando la apariencia de una red.

La tonalidad más oscura y uniforme, y la sensación aterciopelada, del sombrero son una característica clave que distinguir a esta especie, así como la difusa existencia, o ausencia total, de un borde blanco al margen del sombrero.

Aparece en bosques caducifolios de Europa donde forma una relación micorrízica simbiótica con especies de roble.

Es comestible y útil para cocinar. Sin embargo, su carne es algo menos firme que otros boletos.

Boletus Reticulatus

Seta de Cardo

Es una seta que presenta gran variedad de tonos pardos, desde el crema hasta el marrón oscuro. Tiene sombrero más o menos convexo, inicialmente circular y en la madurez más irregular de hasta unos 8 cm. Sus láminas son blanquecinas y decurrentes sobre el pie que suele ser grueso y corto. A veces crece en grupos sobre la misma cepa. Su carne es elástica de olor agradable.

Crece asociado con varias plantas de la familia Apiaceae, sobre todo sobre las del cardo corredor, Eryngium campestre. Suele fructificar en el otoño, particularmente si el suelo ha recibido precipitaciones abundantes y las temperaturas son suaves. Ocasionalmente puede fructificar en primavera, siempre que haya sido lluviosa y cálida. Frecuentemente es atacada por larvas, principalmente las recolectadas en primavera.

seta cardo

Tricholoma Portentosum

También conocida como seta capuchina, carbonera o tortullo. crece en otoño y al principio del invierno asociado a coníferas y hayas.

Presenta un sombrero con un diámetro de 5 a 15 cm, de forma acampanada o plana, con la cutícula viscosa de color gris oscuro, algo más claro en los márgenes. ​ Las láminas, escotadas, y la estipe son de color blanco grisáceo con reflejos amarillos.

Jornadas micológicas en Burgohondo

Dentro de las actividades “Otoños Activos de Burgohondo”, todos los años, El Ayuntamiento de Burgohondo programa durante un domingo de octubre, una ruta micológica por los parajes de Burgohondo. Este año no te lo puedes perder. Te invitamos a que conozcas nuestro entorno y disfrutes en familia de nuestras casas rurales.

Abrir chat
1
Hola, ¿en qué podemos ayudarte?
Hola! ¿En qué podemos ayudarte?